3 de enero de 2012

un sueño que se acaba.


no me gustan las llamadas que te sacan de los sueños.
hoy en la mañana sonó el teléfono y fue una de esas.
no hay mal que por bien no venga,
porque todo en la vida tiene un propósito.
la pena es que me sacaron del sueño después de llevar 3 horas despierta.