15 de noviembre de 2011

cada tarde


todos los dias al llegar la tarde se arregla y espera.
cada tarde su hija menor la visita, la peina y la perfuma.
cada tarde meriendan juntas un vaso de leche con dos terrones de azúcar.
después se despiden.
y sola vuelve a esperar.

2 comentarios:

juanmerkader dijo...

la vida nos da todo y luego nos lo quita poco a poco. Me gusta tu blog. Saludos desde Photovida http://juanmerkader-photovida.blogspot.com

Sergio López dijo...

Real como la vida misma. Yo por mi abuela: "ma-to"