10 de septiembre de 2013

¡arriba las manos, esto es un regalo!

Que si quiere un zumito veci!!
¡Preparen sus bolsas!
Llegó la tradicional lanzada de naranjas de las fiestas de Guápulo.
Creo que hasta ahora no había visto sonreír tanto a este barrio, y todos juntos.
Las abuelas cargan sacos de naranjas, los niños sus mochilas.
Todo el mundo sonríe, se empujan y siguen la fiesta.
Menos de una decena de carros cargan naranjas y vecinos que se encargan de lanzarlas.
Entre los lanzadores hay abuelas, disfrazados, niños, vecinas...
Desde algunos balcones otros hacen su lanzada familiar y se las tiran a los de abajo que gritan :
 ¡aquí, aqui...!, también le lanzan al vecino de enfrente que ríe con todos los dientes.
Es el día después de la fiesta grande, he llegado a pensar que esto debe de ser una medida sana para la resaca.
Las tradiciones son sabias.

viva guapulo










1 comentario:

Fernando Rodríguez dijo...

Un poco de buen humor, optimismo y alegria, eso es lo que necesitamos.

http://fernanfotos.blogspot.com.es/