24 de septiembre de 2013

donde dios grita lo que cuesta una lechuga

Los mercados en ecuador son una mezcla extraña de colores, sonidos, olores, baños y santuarios.
Sobre todo santuarios.
La entrada a los baños son 10 centavos de dolar, 15 con un pedazo de papel, y allí está dios.
Dios y su sequito de vírgenes están entre los tomates, al lado de la olla de quien prepara los almuerzos, bajo la licuadora de la veci de los zumos... en todas partes, vaya.
Las limosnas para dios suelen ir a una caja fuerte situada bajo las vírgenes.
Las ganancias para la casa bajo el refajo de las vendedoras.
Cuando das las "gracias" te responden "dios le pague".
Y es que en los mercados todo el mundo hace su negocio, como dios manda.



mercado de santa clara, quito



2 comentarios:

Juan Plaza dijo...

Fotos hechas como dios manda...
Besos peninsulares, Reina de Reyes.

REYES SEDANO dijo...

Recibidos besos, un puñao de vuelta Juan de Juanes!!