9 de febrero de 2014

el cumple de Javi

Tan solo 350 días antes que yo nació mi hermano Javi.
Nos llevamos la cuarentena de reposo.
Cuando éramos pequeños, a el siempre le regalaban los ibertrenes que yo quería y a mi las muñecas que no pedía. En mi furia de regalos me ayudaba con sus trenes a atropellar a mis muñecas.
Le prendíamos fuego a la casa o molestábamos a nuestra vecina Charo.
Íbamos juntos a la guardería y su inmenso disco duro me recuerda cosas de aquella época.
Es increíble la memoria de mi hermano.
A mi hermano siempre le gustaron los trenes.
Teníamos un abuelo ferroviario, al abuelo Luis,  que tal vez le contagió esa afición.
Desde que tengo una cámara en mano, cada vez que un tren se ha cruzado en mi vida, le he hecho una foto, por supuesto siempre para mi hermano.

Feliz edades Tato.
Gracias por haberme ayudado a atropellar muñecas.



No hay comentarios: